miércoles, 9 de marzo de 2016

Día de la mujer


Edurne Pasabán en la Quebrada Ishinca con el Nevado Tocllaraju al fondo. Cordillera Blanca. Perú. Foto Sevi Bohórquez 1995


Realidad femenina y especulación masculina

La mañana del 21 de julio de 2010 esperaba con mi compañera, en la cabecera del valle del río Ésera, el autobús que nos bajaría hasta la pirenáica localidad de Benasque. Tres jóvenes junto a nosotros conversaban sobre montañismo, y empezaron a preguntarse de dónde había salido «Edurne Pasabán que había conseguido los catorce ochomiles». Tras varios minutos de curiosas especulaciones sobre la trayectoria montañera de la himalayista tolosana, a uno de ellos se le ocurrió opinar:
«A mí me parece que esa mujer es como ese actor que se ha comprado una moto y se le ha ocurrido dar la vuelta al mundo acompañado por un equipo de televisión».
Sus dos compañeros le felicitaron por una comparación que creyeron tan acertada. Mi compañera me miró entonces como diciendo «qué atrevida es la ignorancia», mientras mi mente recordaba el conocido dicho que suele repetir un amigo: «No te acerques a una cabra por delante, ni a un burro por detrás, ni a un tonto por ningún lado».

Nunca se sabe cómo puede afectar tu aclaración al individuo convencido de la certeza de sus deducciones. Parecía razonable, pues, dejar que el trío de montañeros advenedizos descubriera algún día por sí mismo que «esa mujer» fue pirineista, alpinista y andinista antes que himalayista. Por todo ello creo que tiene sentido el corto texto que añado en el blog Andesinfoto bajo las tres diapositivas de Edurne Pasabán en la quebrada Ishinca de la Cordillera Blanca.

Trekking Cojup-Ishinca

Descarga, si lo deseas, los detalles de la ruta que recorre las quebradas Cojup e Ishinca en formato .pdf