miércoles, 26 de diciembre de 2012

África. Marruecos. Marrakech. Atlas. Taghia. Viaje con Lahcen Bouredda. Parte IV

Lahcen Bouredda y Consuelo Amorós esquivan el assif Taguia.
Foto Sevi Bohórquez


Vuelta desde Taguia hasta Marrakech

Desayunamos en Taghia casi lo mismo que la mañana anterior en Zaouïat Ahansal. Con las mochilas a la espalda nos despedimos de todos y bajamos deprisa bajo la lluvia. Queremos llegar a Marrakech esta tarde. Mas info...

jueves, 20 de diciembre de 2012

África. Marruecos. Marrakech. Atlas. Taghia. Viaje con Lahcen Bouredda. Parte III

El matrimonio Amagar en la terraza de su casa de Zaouïat Ahansal contempla por la mañana el paisaje de la derecha.
Foto Sevi Bohórquez


Excursión desde Zaouïat Ahansal a Taghia

El cielo despejado del fresco amanecer presagia en Zaouïat Ahansal un día soleado. Tras los cerros despunta el alba. La luz violeta dominante del paisaje demora su cambio al cálido amarillo anaranjado, que parece incendiar las casas construidas con tapiales y tierra aldeana rojiza. Más info...

martes, 18 de diciembre de 2012

África. Marruecos. Marrakech. Atlas. Taghia. Viaje con Lahcen Bouredda. Parte II

Viaje desde Marrachech a Zaouïat Ahansal.
Foto Sevi Bohórquez


Desde Marrakech a Zaouïat Ahansal

Desvelados por dos llamadas a la oración sobre las cinco de la madrugada recurrimos a la lectura, hasta el aviso para desayunar en el patio de la riad Alamir. Lahcen llegó puntual a las nueve de la mañana, cargamos nuestras mochilas en su furgoneta y emprendimos el viaje. Más info...

domingo, 16 de diciembre de 2012

África. Marruecos. Marrakech. Atlas. Taghia. Viaje con Lahcen Bouredda. Parte I

Decidimos pasar en Marruecos del 24 al 30 de noviembre de 2012. Esta vez iríamos al país magrebí para contemplar paisajes, lugares y costumbres con Lahcen Bouredda, el guía que diez meses atrás gestionó nuestro transporte, mulas y arriero-porteador para subir al refugio del Toubkal.

Por la formalidad de su servicio le encargamos de nuevo la logística, tanto de nuestra próxima estancia en Marrakech como del viaje de ida y vuelta a Taguia. Más Info...

jueves, 13 de diciembre de 2012

Andes. Perú. Cordillera Carabaya. Nevado Chichicapac. Cara sur. Nueva vía de Dunn y Ripley. Adición y modificación

Porción de la hoja 28-v Ayapata del Instituto Geográfico Nacional del Perú con toponimia original. Añadido en color rojo la cumbre (triángulo) al sur del posible pico (círculo) escalado por Dunn y Ripley.


Chichicapac y el encanto de la cordillera Carabaya

La remota cordillera Carabaya es más conocida y explorada de cuanto pudiera parecer. Se extiende 72 kilómetros en los límites de los departamentos peruanos de Cuzco y Puno. Se le calcula unos 256 glaciares en un área de 100 km2. El nevado Allincapac (5820 m) es su punto culminante. La Hoja 28-v Ayapata del Instituto Geográfico Nacional del Perú nombra Chichijapac (ca. 5100 m) un nevado al noreste de la laguna Chambiñe, y al oeste-sur-oeste del Allin Japac (Allincapac), en el departamento de Puno. Si embargo, el pico escalado y descrito por Dunn y Ripley parece situado justo al este de esa laguna. Se trata de una cima secundaria (ca. 5250 m) al norte de una cumbre (ca. 5600 m, quizá 5614 m) innominada en la hoja. Más info...

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Andes. Argentina. Patagonia. Cerro Moyano. Cerro Norte. Nuevas vías de Corominas y Baró

Cerro Moyano (2580 m) y Cerro Norte (2640 m) de la Patagonia. Nuevas vías de Jordi Corominas y Oriol Baró.
Foto Jordi Corominas


Dos nuevas rutas en el Cerro Moyano y el Cerro Norte
Por Jordi Corominas

Estas montañas están entre el Lago Argentino, el Lago Viedma y el Glaciar Upsala en la Patagonia Argentina. Necesitamos una semana de tiempo estable para poder realizar la actividad en esta zona tan poco visitada y con una climatología adversa. Dos días de aproximación desde la estancia Helsingfors hasta lo que sería el campamento base (740m) al pie de ambas montañas.

Al día siguiente ascendimos la primera de las dos vías, la ruta del espolón este del Cerro Moyano (2640 m) con 1900 metros de desnivel desde el campo base, con una dificultad de MD+. Hicieron falta 20 horas para alcanzar la cumbre y descender por la misma vía, después de 10 rápeles y varios tramos de destrepe.

Después hubo dos días de tiempo más inestable (ventoso) que empleamos para explorar el valle, y reconocer otros posibles itinerarios. Tras ello realizamos la vía a la cima Noreste (2580 m) del Cerro Norte, también a través de su espolón este, con dificultades de MD para un desnivel de 1800 metros. En esta ocasión, tardamos 14 horas entre subir y bajar, con 7 rápeles y el resto destrepando. Al día siguiente emprendimos el regreso en una sola jornada hasta la estancia Helsingfors.

Agradecimientos

Damos las gracias a Víctor, el guardaparques del Puesto Moyano, que nos ayudó con información del camino a seguir hasta el pie de las montañas, le dejó una chaqueta a Oriol, y nos invito a comer el día en que volvimos famélicos después de haber realizado la actividad.

Post data
Entrevista a Jordi Corominas en El Correo del 2014 diciembre 17

Andes. Perú. Cordillera Blanca. Nevados Pumahuacanca. Nuevas vías Pinto-Rosales y Morales-Marco. Parte II

Pumahuacanca principal (5563 m), cara noroeste, y Chico (ca. 5350 m), arista suroeste

En la cordillera Blanca peruana, el 16 de octubre de 2012, los guías Beto Pinto Toledo y Ángel Morales con los aspirantes a guía Jhonny Rosales Huerta y Marco Lliulla escalaron el nevado Pumahuacanca Grande por dos nuevas vías en la cara noroeste. Pinto y Rosales alcanzaron además todas las cimas del Chico, quizá vírgenes hasta entonces.

Nevado Pumahuacanca (5563 m), cara noroeste, vía Pinto-Rosales.
Foto Beto Pinto 2012


Dos días antes acamparon a unos 4400 m, medio kilómetro al norte de la laguna Tararhua, en la cabecera de la quebrada Rúrec. Formaban parte de un curso para guías y aspirantes a guía financiado por la Asociación de Guías de Alta Montaña del Perú (AGMP) y el CEAM, Centro de Estudios de Alta Montaña.

Dos días después los instructores Beto Pinto y Ángel Morales con los alumnos Jhonny Rosales, Víctor Hugo, Rubén Yabar, Ignacio Mamani, Renzo León y Marco Lliuya partieron del campamento a las 6:00 horas, rodearon la laguna Tararhua por la orilla oeste y una hora después llegaron a la base de dicha cara noroeste.

Aunque la pared es básicamente rocosa, llevaban material para escalada mixta. Pinto y Rosales eligieron una vía lógica directa a la cima por el centro de la cara. Empezaron con largos de cuerda de 30 metros, debido a la mala calidad de la roca y las piedras sueltas.

Jhonny Rosales en el cuarto largo de su vía con Pinto en la cara noroeste del Pumahuacanca.
Foto Beto Pinto 2012


En estas tiradas superaron una dificultad media de 5c+ (grado francés), por debajo de sus posibilidades calzados con botas para alta montaña. Hubo tramos donde colocaron algunos seguros, pero en la mayoría de las reuniones tuvieron que asegurar sus avances con la cuerda directamente al cuerpo; como antiguamente, sin anclajes a la pared.

Por lo expuesto de la vía sólo pararon una vez para hidratarse. En tres horas y media alcanzaron la cima. Desde aquí observaron a sus compañeros, que escalaban por distintas vías y se demorarían en llegar.

Primera ascensión al Pumahuacanca Chico y vuelta al grande

Para evitar enfriarse destreparon por la cara noreste hasta el collado con el Pumahuacanca Chico, recorrieron su arista suroeste y alcanzaron todas sus cimas. En una de estas dejaron un hito de piedras, porque no encontraron rastro de ascensiones anteriores.

Pinto y Rosales en la cima más septentrional del Pumahuacanca Chico (ca. 5350 m), círculo izquierdo. El círculo derecho señala la cima donde dejaron un hito de piedras.
Foto Koky Castañeda.


Volvieron a la cima noreste del Pumahuacanca principal(1) cuando Morales, cabeza de la segunda cordada, les gritó que Yabar y Hugo tuvieron un accidente. Destrepando la mayoría de las veces, llegaron por la arista noroeste hasta donde estaban los dos alumnos. Hugo tenía dos cortes en un dedo pulgar, así que le aplicaron primeros auxilios.

Descendieron luego todos por la nueva vía de Ángel Morales y Marco Lliulla, de dificultad general MD+. Las otras dos cordadas decidieron abandonar la escalada para asistir al accidentado. Llegaron todos al campo base sobre las cinco de la tarde.

Pinto y Rosales nombraron su vía de la cara noroeste del Pumahuacanca «El sexto teletubbies», de unos 320 m de recorrido y dificultad general MD+. Utilizaron una cuerda de 60 m, un juego de friends y algunos empotradores. No usaron los piolets, crampones, tornillos para hielo, estacas para nieve y clavos para roca que llevaban.

Escaladas peruanas en la cara noroeste del Pumahuacanca, entre las aristas noreste (izquierda) y noroeste.
Linea verde, escalada de Renzo León e Ignacio Mamani que termina en la arista noreste. Linea roja, vía de Beto Pinto y Johnny Rosales. Línea azul, vía de Ángel Morales y Marco lliulla. Linea amarilla, escalada de Victor Hugo y Rubén Yabar que termina en la arista oeste. El accidente ocurrió donde se unen las líneas azul y amarilla.
Foto Beto Pinto.


Notas

(1) Es posible que sea la segunda ascensión, desde el collado, de la vía Clark-McKeith

Comunicaciones personales (c.p.) y agradecimientos

Beto Pinto Toledo, Koky Castañeda

jueves, 6 de diciembre de 2012

Andes. Perú. Cordillera Blanca. Nevados Pumahuacanca. Orónimos y primeras ascensiones. Parte I

El nevado Pumahuacanca

La cima principal del nevado Pumahuacanca dista unos 3 km al SO de la cumbre del Uruashraju (ca. 5735 m) y casi 4 km al oeste del Shacsha (5703 m) o Shaqsha. Aunque se divulga que Pumahuacanca significa «weeping puma» (`puma que llora´ y `puma llorando´), o que el nombre «Pumawaqanka» quizá se deba a la forma de los picos (John F. Ricker, Yuraq Janka, 1977), su significado quechua real es el lugar `donde llorará el puma´.

La cumbre del Pumahuacanca recibe 5563 m en la edición de 1945 (reimpresión 1988) de la Alpenvereinskarte (DÖS), parte Sur, aunque la edición de 2005 le otorga los 5521 m —y el nombre Cerro Arhuay— de la hoja Recuay 20-i del Instituto Geográfico Nacional (IGN) peruano. El andinista italo-brasileño Domingos Giobbi también señala esos 5563 m en la publicación suiza Berge der Welt (BW) 1966-67.

De izquierda a derecha las dos cimas del Uruashraju Chico (5360 m), las cimas de la arista noreste del Pumahuacanca, el nevado Pumahuacanca (5563 m), y el denominado Cerro Pumahuagangan (5138 m) en la cartografía oficial peruana. Vista desde el noroeste.
Foto Sevi Bohórquez 1998
Digitalización Onofre García 2012


En vez de Pumahuacanca, el ING nombra «cerro Arhuay» toda la línea divisoria de esta montaña. En la cartografía oficial es el conjunto de cimas del cordal unido al noreste con el collado del Nevado Verdecocha 5722 m (es decir, el Uruashraju) y al suroeste con el del Cerro Pumahuagangan (5138 m) que baja hasta la pradera de entrada de la quebrada Rúrec.

Cabe la probalidad de que la denominación «Arhuay» corresponda a la cima noroeste desde la laguna Tararhua. Recuérdese que una misma montaña de la cordillera Blanca puede recibir nombres distintos, desde cada vertiente. El topónimo es castellanización de «arway», que en lengua quechua huaracina podría referir a enfriar o dar sombra. Quizá los cartógrafos entendieran arhuay donde oyeron «arwi», adjetivo que en quechua de Huailas significa de color `oscuro´. Es posible, porque se trata de un cerro rocoso de color parduzco y rojo oscuro con escasos neveros. Su cara noroeste tiene una estética forma piramidal vista desde la inhóspita laguna Tararhua, o Verdecocha en la cartografía oficial.

Porción de la Hoja Recuay 20-i con alturas del Instituto Geográfico Nacional (IGN) del Perú y toponimia de uso habitual por pobladores locales y andinistas.
Imagen Sevi Bohórquez (2012)


Primeras ascensiones y nombres de una misma cima

Tras el ascenso de Hugh R. Clark y Alistair McKeith el 24 de junio de 1969 rara vez se alcanza la cumbre del Pumahuacanca. Clark, afiliado al peruano Club Andinista Cordillera Blanca, anotó para The American Alpine Journal (AAJ) 1970:

Colocamos un campamento base en la cabecera de la quebrada, cerca de la laguna Tararhua, llena de restos de seracs que caían continuamente desde el glaciar colgante 1500 pies [457 m] por encima de la orilla este. [...] Llevamos un campo ligero a 16.000 pies [4877 m] a la base de la rampa que conduce al collado entre el Pumahuacanca y el Pumahuacanca Chico. El 24 de junio escalamos roca fácil hacia el collado y atravesamos unos 500 pies [152 m] sobre el flanco oriental de la cresta noreste y ascendimos directamente a la cima noroeste por nieve y largos de roca que requirieron alguna reunión. La cima del noroeste fue ligeramente más baja que la del sureste (18.252 pies) [5564 m]. La travesía por la arista cimera fue «on swiss-cheese water ice» y requirió alguna escalada artificial directa con tornillos de hielo.

De izquierda a derecha la masa glaciar del Uruashraju Chico (5360 m) y las cimas de la arista noreste (futuro Pumahuacanca Chico) del Pumahuacanca principal.
Foto Koky Castañeda 2012


¿Pumahuacanca Chico, o Uruashraju Chico?

Dos kilómetros al noreste de la cumbre del Pumahuacanca está la cima señalada como Pumahuacanca Chico (ca. 5400 m) en el mapa 3 adjunto al libro Yuraq Janka. Altura más precisa, 17.585 pies y 5360 m, indicó Giobbi en AAJ 1965 y en Berge der Welt (BW) 1966-67. Giobbi, sin embargo, lo nombró «Uruashraju Chico» tras alcanzar la cima con su hijo de 15 años, el italiano Carlo Mauri y el peruano Macario Ángeles el 29 de julio de 1964. El Pumahuacanca Chico y el Uruashraju Chico son, pues, en la actualidad, el mismo nevado con distinto nombre en la bibliografía y la cartografía.

Entre el Uruashraju Chico y el collado del Pumahuacanca principal hay una arista escarpada con varias cimas secundarias. Por su forma y por la elevación respecto a sus collados entre el Uruashraju Chico (5400 m ING, 5360 m Giobbi) y el Pumahuacanca principal (5563 m), este conjunto de cimas podría ser considerado desde ahora el Pumahuacanca Chico (ca. 5350 IGN); ya que por error o por acierto el nombre figura en el referido mapa 3 en contradicción con el texto del libro citado.

Ninguna de las cimas del Pumahuacanca Chico parece tener ascensiones registradas en las publicaciones periódicas especializadas de consulta habitual. Es posible que la primera ascensión de la arista y sus cimas sea la del 16 de octubre de 2012 por Beto Pinto y Jhonny Rosales; véase Parte II.

Principales fuentes consultadas

GIOBBI, Domingos. Uruashraju und Rurec gruppe der Cordillera Blanca, Peru. Berge der Welt 1966-67.
RICKER, John F. Yuraq Janka, 1977.
Revista Peruana de Andinismo y Glaciología, nº 7, 1964-1965.
The American Alpine Journal 1965, 1970.

Cartografía

Alpenvereinskarte. Cordillera Blanca Süd 0/3b 1 : 100.000. Ed. 1945 y 2005.
Instituto Geográfico Nacional, del Perú. Hoja Recuay 20-i E 1 : 100.000.
GIOBBI, D. opus cit..
RICKER, J. F. opus cit. Map 3.

Agradecimientos

Koky Castañeda, Onofre García

domingo, 18 de noviembre de 2012

Andes. Perú. Cordillera de Huayhuash. Jirishanca. Cara este-espolón noreste. Escalada de Wohlleben, Bergau y Jähn

Jirishanca (6126m), cara E y espolón NE.
Foto Hans Hornberger
Línea Michi Wohlleben


Jirishanca (6094m, 6126m DAV), cara E, espolón NE
Información pendiente de confirmación de datos sobre campo base y base avanzado.

El 27 de mayo de 2012, el apinista profesional Michi Wohlleben, los guías de montaña Arne Bergau y Johannes Jähn, acompañados por el fotógrafo Hans Hornberger viajaron a la capital del Perú. Desde Lima fueron a Huaraz y luego a Chiquián.

Días después instalaron un campo base (ca. 4500m) más arriba de Carhuacocha, y otro avanzado (4950m) por encima de la laguna Chaclan. Empezaron a escalar la cara E (de roca caliza) del Jirishanca por el intento De Luca-Piccini-Stoppini de 2003. Continuaron por el espolón NE (vía Egger-Jungmair, 1957) y tuvieron que descender a unos 100m antes de la cumbre debido a la nieve blanda.

Jirishanca, cara E-espolón NE.
Foto Hans Hornberger


En diez días, con nevadas y granizadas que transformaron en terreno mixto la pared de roca caliza, los tres alemanes fijaron cuerdas hasta el vivac de dichos italianos situado en mitad de la cara E.

Descansaron un día en el campo base, al otro ascendieron de nuevo al vivac (5350m) y pernoctaron en una cueva que excavaron en la nieve. Al día siguiente superaron secciones mixtas con dificultades de 6a, 6c+, A1/WI5+ y 6-. Llegaron por la tarde a la plataforma de hielo (ca. 5800m), del espolón NE. Wohlleben y Jähn escalaron un largo más, fijaron una cuerda y descendieron por ella hasta la cueva que, entretanto, Bergau había excavado en el hielo para vivaquear.

Jirishanca, cara E-espolón NE.
Foto Hans Hornberger


Al día siguiente llegaron a la segunda plataforma de hielo. Después de superar un largo de cuerda muy difícil, seguido de otros dos más fáciles, alcanzaron la arista cimera al final del espolón entre los 5950 y 6000m.

Decidieron descender a casi 100m de la cumbre porque, como escribiría Wohlleben: «Climbing up might have been feasible, but getting down again would have been a problem, belaying would have been impossible, let alone abseiling.»

Rapelaron durante la noche, quitaron buena parte de las cuerdas fijas, y llegaron al campo base a las 2:30 horas. Retiraron las cuerdas restantes al día siguiente. Tras dos días de descanso en el campo base volvieron a Huaraz y regresaron a Alemania el 22 de junio.

Jirishanca, espolón NE.
Foto Hans Hornberger


La primera ascensión al Jirishanca

La cumbre del Jirishanca fue alcanzada por primera vez desde el lado oriental por Tony Egger y Siegfried Jungmair, miembros de la expedición del Österreichicher Alpenverein, el tormentoso mediodía del 12 de julio de 1957; véase por favor The American Alpine Journal (AAJ) 1958 pp. 106-108 y Mountain World (MW) 1958-1959, pp. 76-91. Nunca habían superado tanta dificultad en sus vidas alpinísticas.

Principales fuentes consultadas

The American Alpine Journal
Mountain World

Cartografía

Deutscher Alpenverein (Kinzl-Schneider-Ebster, 1939, 1942, 1954), y reimpresión 1986. Cordillera de Huayhuash 1:50,000.
Martin Gamache. Cordillera de Huayhuash, Peru 1:60.000 Alpine Mapping Guild, 2000, y 1:50,000 2004.

Comunicaciones personales (c.p.) y agradecimientos

Michi Wohlleben

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Andes. Perú. Cordillera Blanca. Huamashraju. Cara oeste-arista suroeste-noroeste. Nueva vía de Vagy, Harelson, Ramírez y Guzmán

Huamashraju (Wamashraju 5434m), cara O y arista SO-NO.
Línea de rápeles en color amarillo.
Foto y líneas Jared Vagy


Del 18 al 21 de julio de 2012, Jared Vagy, Cory Harelson (USA), María Isabel Ramírez y Katty Guzmán (Colombia) escalaron en el lado izquierdo de la cara oeste rocosa del Huamashraju (Wamashraju 5434 m), casi por el mismo lugar que Sims y Jackson 12 años antes, hacia una visible muesca de la arista suroeste-noroeste. Este par norteamericano sólo llegó hasta la muesca y descendió a la base. El cuarteto continuó por la arista suroeste-noroeste hasta la cumbre. Se plantea la cuestión sobre si es vía nueva.

Aproximación y ascensión

Vagy, Harelson, Ramírez y Guzmán subieron en taxi el 18 de julio de 2012 hasta la aldea de Jancu, donde acamparon en el césped. Contrataron con un arriero local el servicio del burro, que llegó al día siguiente, a las 9:00 horas, y porteó el equipaje a un campo base (ca. 4725 m) cerca de una fuente de agua. Desde aquí, tras hervir agua, llevaron sus mochilas con el equipo de escalada a la base de la cara oeste del Huamashraju. Es posible que sus mochilas, con las botas dobles (unos 2,7 kg cada par), los piolets, los crampones y el agua, pesaran más de 11 kilos. Bajaron a pernoctar al campamento.

Sobre las 5:30 horas del 20 de julio, subieron de nuevo hasta donde dejaron sus mochilas. Habían planeado subir unos cuatro largos de 5.10 de dificultad por roca empinada hasta encontrar la nieve, a unos 5450 m. No tenían croquis (topo), no podían encontrar el principio de una ruta anterior, así que terminaron escalando una probable ruta nueva en roca con variante incluida y 5.8 de dificultad general. Fueron un total de seis largos por un sistema de fisuras discontinuo y desplazamientos, que condujeron a la espectacular cresta suroeste-noroeste. Por esta arista llegaron a la nieve, cruzaron algunas grietas pequeñas, y alcanzaron la cumbre.

Ken Sims and Chris Barlow (afiliados al American Alpine Club) escribieron para AAJ 2005:

In 2000 Sims returned to Huamashraju with Dennis Jackson. They climbed two routes on the left side of the wall (Thai Express, farthest left, and the Sims-Jackson), both being 5.7- 5.9 and finishing at the obvious notch left of the MK Route. On the former they were accompanied by Naresuan Butthuam, the owner of a Thai restaurant in Huaraz. Sims and Jackson also completed several climbs on the shorter walls on the left side of the cirque seen during the approach to the west face. These one- and two-pitch climbs, on a rock feature that resembles a ship’s prow, include a superb 5.9+ finger-to-hand crack up the prominent arête.

Jared Vagy opina: «es difícil ver la línea Sims-Jackson en la foto de AAJ 2005. Nuestro grupo escaló una línea similar, pero la variación hacia la derecha en el primer largo que escalé con Cory dudo que se hubiera escalado. Maria y Katty escalaron la línea más estética por la fisura de encima del primer largo. Sobre la cuestión de que nuestra ruta sea nueva, soy parcial en la ética de la escalada alpina tradicional: una línea completa constituye una primera ascensión completa.»

Huamashraju (cara O), largos de cuerda hasta la arista SO-NO. Línea de la variante masculina en color azul.
Foto y líneas Jared Vagy


Notas sobre cada largo de cuerda

Largo 1, dificultad 5.6: Jared escaló sin seguros una fisura fácil y losas graníticas hasta que notó el final de la cuerda. Gritó a Cory que empezara la escalada simultánea porque no encontraba fisuras donde anclarse. Subió luego algo más de tres metros. Encontró una grieta llena de musgo, que limpió con su sacafisureros, colocó dos cams y Cory subió asegurado. Katty abrió una variación más directa en lugar de atravesar la derecha.

Largo 2, dificultad 5.7: Cory encabezó una travesía de unos 60 m a la izquierda, hacia un bloque grande, colocó tres piezas y ensartó una cinta entre agujeros del verglass del bloque. La entrada a la repisa de la reunión fue delicada debido a la nieve sobre la roca.

Largo 3, dificultad 5.7: Jared escaló por placas y fisuras hasta la muesca. Fue una escalada espectacular. Encajó un puño (jam) hacia abajo en la nieve y colocó dos friends en unos 55 m .

Largo 4, dificultad 5.6: Por una fisura para dedos más fácil de lo que parecía, Cory abrió este largo de 55 m que superó la muesca y continuó por la arista.

Largo 5 dificultad 5.7: Jared escaló unos 30 m más por la arista.

Largo 6 dificultad 5.8: Un par de travesías de más de 45 m les condujo a una alcoba en la arista. A partir de aquí fueron capaces de detectar los anclajes de la ruta original. Se calzaron las botas dobles, los crampones y ascendieron hasta la cumbre.

Equipo conveniente

Un juego de Camalot desde el 0.5, un juego de fisureros y varilla extractora, entre 3 y 8 cintas, varias cintas express, pies de gato, botas para alta montaña, piolets y crampones.

Principales fuentes consultadas

The Alpine Journal (AJ) 2006
The American Alpine Journal (AAJ) 2002, 2003, 2005

Comunicaciones personales (c.p.) y agradecimientos

Jared Vagy, Cory Harelson, Kepa Escribano

miércoles, 10 de octubre de 2012

Andes. Perú. Cordillera Blanca. Parque Nacional Huascarán. Reglamento de Uso Turístico. Andinismo, pagos, obligaciones y prohibiciones

Iñaki San Vicente durante la primera escalada en la cara SE del Cerro Parón (La Esfinge) 5325 m, en 1988.
Foto Sevi Bohórquez


El PNH obligará a contratar prestadores de servicios turísticos para la práctica de turismo de aventura en sus áreas protegidas

La oficina del Parque Nacional Huascarán (PNH) advierte a los prestadores de servicios turísticos peruanos sobre dos asuntos relacionados. En una Carta Múltiple N° 009-2012-SERNANP-PNH les exhorta a cumplir con la normativa y la presentación de sus autorizaciones para entrar al PNH. En otra Carta Múltiple N° 010-2012-SERNANP/PNH les comunica la obligación de cumplir el Art. 7° del reglamento de uso turístico y recreativo del PNH, sobre el ingreso y tránsito.

De esta segunda carta, extraemos aquí dos párrafos (textuales) importantes para quien pretenda visitar la Cordillera Blanca de los Andes del Perú.

«El ingreso al Parque Nacional Huascarán para la practica de modalidades de turismo de aventura, escalada en hielo/roca u otras formas de turismo que impliquen riesgo para el visitante se realizara a través de prestadores de servicios turísticos quienes se hacen responsables de la seguridad y comportamiento de los visitantes durante su permanencia dentro del Parque Nacional Huascarán la cual no podrá superar los treinta (30) días hábiles.»

«Adicionalmente los visitantes de turismo de aventura al adquirir sus boletos deberán suscribir un documento donde declaran conocer los riesgos que conlleva el desarrollo de esta actividad y exime a la administración del Parque Nacional Huascarán de todo responsabilidad al respecto.»

Clodoaldo Figueroa Blas, jefe del Área de Turismo del Parque Nacional Huascarán, mandó el pasado 9 de octubre a los prestadores de servicios turísticos peruanos un correo-e con la declaración jurada de responsabilidad. Es el formulario a rellenar y entregar antes de entrar al PNH para practicar actividades arriesgadas.

La jefatura del PNH justifica sus decisiones en ambas cartas, aunque los afectados puedan pensar en trasfondos de distinta índole. Recuérdese que se trata de medidas que algunas agencias turísticas peruanas intentan imponer, desde hace años, pese a la oposición de la comunidad andinista internacional y de otras empresas (hostelería, alimentación, transporte, etc.) que viven del turismo en la zona.

Véase además las noticias del 10 de junio de 2009 acerca de restricciones de acceso y contratación de guías y del 8 de agosto de 2012 acerca de los días de permanencia máximos en el PNH.

Adición 9-12-2012 Véase. New climbing regulations under discussion in Ecuador and Peru. Nuevas regulaciones de escalada discutidas en Ecuador y Perú.

martes, 9 de octubre de 2012

Andes. Bolivia. Cordillera Real. Huayna Potosí. Pico Italia. Charquini. Pico Milluni

Macizo del Huayna Potosí.
Foto Erik Monasterio


Nuevas vías de Monasterio y Beisley en la Cordillera Real

El argentino-boliviano Marcos Erik Monasterio (residente en Nueva Zelanda) y el neozelandés Gregg Beisley (afincado en Bolivia) abrieron con estilo semi-alpino la primera vía en la cara oriental del Pico Italia (5750 m), cima del macizo del Huayna Potosí (Caca Aca 6088 m), en la Cordillera Real de Bolivia, el 20 de mayo de 2012.

La noticia sobre esta y otras ascensiones de la cordada se publicó en The American Alpine Journal (AAJ) y en Desnivel.

Al pico Italia se le otorgan las altitudes 5750 m y 5715 m. La línea roja indica el recorrido de Monasterio y Beisley.
Foto Erik Monasterio


Comunicaciones personales (c.p.) y agradecimientos

Erik Monasterio

martes, 25 de septiembre de 2012

Himalaya. Tibet. Exploraciones. Montañas vírgenes. Sichuan occidental. Yunnan. Expedición Otoño 2012. Tamotsu Nakamura.



Plan 2012 Sichuan Oeste (China)
Por Tamotsu Nakamura

La situación política en el Tíbet es incierta y sensible. Como a ningún extranjero se le permite entrar este año en las zonas remotas de mi campo (este del Tíbet), en su lugar organizo un equipo de personas mayores del Club de Montaña Hengduan (T. Nakamura, T. Nagai, T. Shintani) para visitar las tierras altas occidentales de Sichuan y Yunnan desde finales de septiembre a finales de octubre. Más información...

lunes, 24 de septiembre de 2012

España. Andalucía. Asociación Andaluza de Escaladores




La Asociación Andaluza de Escaladores (AAEE) surge como respuesta a las últimas regulaciones y prohibiciones propuestas por las delegaciones de Medio Ambiente —sin contacto directo con la comunidad escaladora— en diversas zonas de escalada de Andalucía. Más información

jueves, 20 de septiembre de 2012

Europa. Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo. Defensa de la escalada tradicional.

Escalada en la vía Cachondeos. Cresta del Gallo. Murcia. 1982.
Esta vía fue sobreequipada después con spits, luego con parabolts y un descuelgue al final de la fisura. Hoy tiene anclajes químicos, y dos descuelgues casi en el mismo lugar.
Foto Pepe Franco


La UIAA en defensa de la escalada tradicional

La Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo (UIAA) aboga por La Preservación de la Roca Natural para la Escalada de Aventura. Como publica Desnivel.com, tal defensa tiene por objeto «conseguir un buen equilibrio [...] entre [...] la escalada deportiva y la escalada tradicional.»
Más información...

Véase Diferencias entre escalada tradicional y escalada deportiva.

Véase además Once recomendaciones para las federaciones y Código VARN de riesgo para la escalada, publicado en Desnivel.com

miércoles, 8 de agosto de 2012

Andes. Perú. Cordillera Blanca. Parque Nacional Huascarán. Reglamento de Uso Turístico. Andinismo, pagos, obligaciones y prohibiciones.

A mediados de junio de 2012, la dirección del Parque Nacional Huascarán (PNH) intentó aplicar la obligación de permanencia máxima de siete días en el parque. Aún ignoramos el porqué de esta decisión.

A petición de la Casa de Guías y representantes del sector turístico de Huaraz, la oficina del PNH mantendrá la exigencia de temporadas anteriores: 30 días de permanencia máxima por 65 soles (S./), unos 20 euros, para "turismo de aventura"; es decir, por escalada y excursionismo.

Las condiciones glaciares en la Cordillera Blanca peruana son magníficas esta temporada.

Estamos de vacaciones. En septiembre estudiaremos vuestros informes sobre nuevas vías o escaladas relevantes y contestaremos las preguntas pertinentes.

Agradecidos por vuestra paciencia, os deseamos lo mejor.

viernes, 25 de mayo de 2012

Himalaya. Tibet. Exploraciones. Montañas vírgenes. The Final Frontier-Alps of Tibet. Nuevo libro de Tamotsu Nakamura


La editora Tokyo Shimbun acaba de publicar el cuarto libro en japonés de Tom Nakamura, The Final Frontier-Alps of Tibet. Tiene tapa dura, formato A5, 480 páginas, 26 mapas y 80 páginas de fotos en color con texto en inglés en sus pies.

Es más preciso decir que este libro, a la vez guía, tiene 161 fotos en color, 50 en blanco y negro, 74 mapas en blanco y negro, 4 croquis pequeños, 1 ortofoto y 1 croquis cartográfico general desplegable (tríptico de 37 cm ancho x 20,5 cm alto) en color.

Véase la tabla de contenidos en inglés y los dos próximos libros del autor.

Comunicaciones personales (c.p.) y agradecimientos

Tamotsu (Tom) Nakamura

miércoles, 23 de mayo de 2012

Andes. Perú. Cordilleras Centrales. Tunshu Central o Mittelgipfel. Primeras ascensiones. Sección Académica de Munich del Club Alpino Alemán. Münchner Anden-Kundfahrt 1967. Cara sur. Nueva vía de Pinto y Morales. Parte II

Nevado Tunshu (Tunsho) desde el Pariaqaqa Norte. De derecha a izquierda: Hauptgipfel (5650 m), Mittelgipfel (5565 m), cima 5420 m (con dos antecimas occidentales) según el libro Münchner Anden-Kundfahrt 1967.
Foto Ángel Morales

Resumen
Pretendemos averiguar si el nevado Tunshu de la Cordillera Central de los Andes del Perú tiene una cima «Sur (5560 m)», que fue virgen hasta octubre de 2011, como divulgaron cinco medios especializados. Confrontamos lo divulgado con la documentación previa publicada sobre ascensiones al mismo nevado. Preguntamos después a uno de los expedicionarios de la Münchner Anden-Kundfahrt del Club Alpino Alemán, que alcanzó en julio de 1967 dos cimas del Tunshu denominadas «Hauptgipfel» (`Principal´) 5650 m y «Mittelgipfel» (`Central´) 5560 m o 5565 m. Resultó que esta última coincide con aquella cima Sur. Véase Parte I
Las primeras ascensiones al Tunshu 5560 m

La expedición de la Sección Académica de Munich del Club Alpino Alemán (DAV) llegó en dos ocasiones a una cima del Tunshu que llamó «Mittelgipfel» (5560 m o 5565 m); entendamos `Tunshu Central´. Tres de sus componentes, Jochen Edrich, Hans Huber y Peter Mirwald, ascendieron desde el norte, el 9 de julio de 1967. Al día siguiente, Christian Jahl y Ekkehart Rübel siguieron la misma vía hasta la cima.

Estas ascensiones bávaras se registraron entre las páginas 195 y 197 de The American Alpine Journal (AAJ) 1968. Un croquis en la página 196 indica cuatro cimas del Tunshu sobre una divisoria arqueada, irreal.

Dos de estas cimas, las más orientales, numeradas 4 y 5, están señaladas como ascendidas por la expedición alemana: «Tunshu (18,258” and 18,537 feet; 4 and 5) on July 9 by Edrich, Mirwald, Huber».

Con este croquis, ilustrativo del resumido informe enviado al anuario norteamericano por Christian Jahl (en paz descanse), se entendía que había dos cimas vírgenes, las de la izquierda, las numeradas 2 y 3, situadas hacia el suroeste.

La Sección Académica del DAV publicó en 1969 el libro Münchner Anden-Kundfahrt 1967 con los resultados científicos y alpinistas de su expedición, donde registró con mayor precisión sus ascensiones a más de veinticinco cimas de la cordillera Central peruana.

Fragmento del croquis topográfico Cordillera Central Yarumario-Gruppe E 1 : 60.000 publicado en 1969 por la Sección Académica de Múnich del Club Alpino Alemán, que muestra con línea roja discontinua los recorridos de su expedición de 1967.


Un croquis topográfico incluido en la obra, sin embargo, parecía indicar con trazos rojos que los alpinistas bávaros llegaron a tres cimas del nevado Tunshu: 5420 m, 5560 m y 5650 m, señaladas de suroeste a noreste.

Aunque esta última cota no coincidiera con la más aceptada hoy (5730 m) para la cumbre del nevado (1), el texto del libro explicitaba qué par de cimas alcanzaron. Las nombraron Mittelgipfel 5565 m (5560 m en el croquis) y Hauptgipfel 5650 m. La cima 2 de las cuatro señaladas por Jahl sólo era una antecima occidental de la innominada 5420 m, todavía vírgen.

El andinista investigador Evelio Echevarría registró los ascensos alemanes en AAJ 1973, página 372, donde el Tunshu (Hauptgipfel) tiene 5708 m o 18,727 pies. Como es propio del autor, refirió a las dos obras anteriores. Recomendó de nuevo la consulta del citado libro alemán (2) en Alpine Journal (AJ) 2001 y en la revista vasca Pyrenaica dos años después.

La bibliotecaria británica Jill Neate (antes William Neate), que aprovechó los trabajos de Echevarría, no registra tales ascensiones en la primera edición de su obra Mountaineering in the Andes (1987), pero sí en la segunda (1994); aunque nada nuevo aporta.

La hoja 24-l La Oroya del Instituto Geográfico Nacional (Perú) atribuye 5660 m al Tunshu principal. No indica cota específica ni nombre en la cima central situada al OSO, ni en el Tatatunshu 5357 m, señalados en esta imagen.


Publicación y realidad

Hans Huber nos señaló (el 2 de mayo de 2012), en las fotos de las páginas 45 y 60 del libro Münchner Anden-Kundfahrt 1967, cuál es la Mittegipfel ascendida con sus compañeros el 9 de julio de 1967.

La foto superior de la página 45 muestra, desde el sur, las dos cimas del Tunshu que alcanzó. La Mittelgipfel está a la izquierda y unida a la Hauptgipfel. Esta foto es similar a una que ilustra las recientes noticias sobre la ascensión de los andinistas peruanos Beto Pinto y Rolando Morales al «Tunshu Sur», el 18 de octubre de 2011, con el trazo de su nueva vía.

Acerca de las orientaciones de las cimas del Tunshu, Huber supone que el croquis topográfico Cordillera Central Grupo Yarumario (3), dibujado por Ekkehart Rübel con ayuda de fotografías aéreas y adjunto al libro del DAV, coincide con la cartografía del Instituto Geográfico Nacional (IGN) del Perú aunque tenga escala distinta.

Conclusiones

Sin duda, Beto Pinto Toledo y Rolando Morales Evangelista alcanzaron la misma cima ascendida en dos ocasiones por el grupo alemán cuarenta y cuatro años antes.

La cordada peruana merece, pues, el crédito relativo a su motivación, su esfuerzo investigador, su probable nueva vía por una cara inescalada hasta entonces y su ascensión —tercera salvo pruebas contrarias— a la cima Central del Tunshu.

Lineas de ascenso (roja) y descenso (verde) de la cordada peruana, señaladas por Beto Pinto en el llamado Tunshu Sur.
Foto Beto Pinto


Queda comprobar si es correcta la orientación oeste-sur-oeste de dicha cima central respecto a la cumbre del Tunshu, como representa la cartografía citada.

Quizá después proceda la denominación oronímica, por si las autoridades geográficas peruanas conviniesen denominar Central, Sur o de otra manera esa cima (Mittelgipfel) del Tunshu.

El silencio (4) del triple par de problemas en la búsqueda documental andinista nos traiciona y traicionará, más de una vez. Nos regala en cambio esas sublimes sensaciones exploratorias que, jamás poeta logró describir, ni la sorpresa de averiguar tarde que alguien nos precedió podrá borrar.

Cimas Principal 5730 m (izquierda), Central 5565 m y 5420 m del Tunshu (vistas desde el Sullcon Sur), con las primeras ascensiones (líneas A y B) deducidas y dibujadas por Alberto Hung a partir de los informes alemanes de 1966 y 1967.
La línea C corresponde al intento de Hung en 2010 con sus compañeros del Centro de Estudios de Alta Montaña (CEAM) de Huaraz.
Foto Ángel Morales


Notas

(1) Un nevado puede tener varias cimas. La cumbre es la cima principal, la más alta.
(2) Descatalogado ya en el ámbito comercial.
(3) Grupo Yarumario refiere al macizo del Yarumaría o Yaru María.
(4) Llamamos silencio documental a la cantidad de documentos que, aun almacenados en un soporte (virtual o físico), no aparece cuando buscamos. Por lo general se debe a estrategias de búsqueda erróneas o bien a palabras clave inadecuadas.


Principales fuentes consultadas

1) The American Alpine Journal 1941, pp. 173-174; 1959, pp. 319-320; 1971, pp. 403-405; 1973, pp. 372; 2006, p. 249
2) Volgel, Hans Jochen, et. al. Münchner Anden-Kundfahrt 1967. Verlauf, wissenschaftliche und bergsteigerische Ergebnisse. München: Akademischen Sektion München des Deutschen Alpenverein, 1969.
3) Echevarría, Evelio. The Cordillera Huarochirí, Peru. Alpine Journal 2001.

Principal cartografía consultada

1) Akademischen Sektion München des DAV. Cordillera Central Yarumario-Gruppe
E 1 : 60.000
2) Instituto Geográfico Nacional, del Perú. Hojas 24-k Matucana y 24-l La Oroya
E 1 : 100.000

Comunicaciones personales (c.p.) y agradecimientos

Alberto Carlos Hung Pitman (Revista Montañas Peruanas), Beto Pinto Toledo, Diego Fernández Chávez, Hans Huber, John Harlin (American Alpine Journal), Peter Brill (Akademische Sektion München des DAV e. V.), Ricardo Rivadeneira Samaniego, Toño Rodríguez Verdugo

lunes, 23 de abril de 2012

Venezuela. Cerro Autana. Pago polémico. Tepuy Acopan. Nueva vía de Madinabeitia y Delgado. Nueva vía de Sevcik, Espinoza, Ferreira y Fauquie

Actualizado el 3 de noviembre de 2012

Cara oeste del Cerro Autana, vista desde la comunidad indígena de Ceguera.
Foto: Adolfo Madinabeitia


Adolfo Madinabeitia y José Carlos (Wei) Delgado han abierto la vía «Madina-Wei» en el tepuy Acopan, situado en el Parque Nacional Canaima, del Estado de Bolívar, al sureste de Venezuela. El diario Gara (9-4-2012) y Desnivel.com (16-4-2012) publicaron noticias sobre esta nueva escalada.

Exigencias para escalar el cerro Autana

Delgado y Madinabeitia renunciaron a escalar el tepuy Autana, como tenían previsto, porque los indígenas pretendían cobrarles 16.200 euros e imponerles 19 porteadores.

Madinabeitia todavía se pregunta por las causas de tales exigencias; antes no existían en la zona. Sospecha que se deben a una expedición anterior, compuesta por Leo Houlding, Stan Leary, Jason Pickles, Alastair Lee, Alfredo (Yupi) Rangel y Alejandro Lamus. Este grupo, patrocinado, con «bastantes medios», pagó a los indígenas 8000 euros, abrió la vía «The Yopo Wall» y publicitó después su aventura con grandilocuencia. Véase en Desnivel.com (30 de octubre de 2012) la promoción de la película Autana sobre la escala, The Yopo Wall, del equipo británico.

Tepuy Acopan con la vía Madina-Wei trazada.
Foto y línea: Adolfo Madinabeitia


Nueva vía en el tepuy Acopan

La cordada vasca consideró inmoral aquel pago rayano en el soborno. Se trasladó entonces 1700 km hasta el tepuy Acopan, donde Madinabeitia abrió dos años antes la vía «Mundo Perdido» atraído por la belleza del cerro, la calidad de su roca y la longitud de sus paredes. Véase, por ejemplo, vía Purgatory.

Esta vez lo escalaría con Delgado apurando al máximo sus posibilidades de escalada libre, por una nueva vía, orientada al sureste, con 400 metros de recorrido, 11 largos de cuerda, dificultades incluso de 7c y A2+ (7a+, A2+ obligado), tras cuatro vivaques en la pared. Véase croquis.

Delgado en el 5º largo de la vía Madina-Wei.
Foto: Adolfo Madinabeitia


La vía «Madina-Wei» en el tepuy Acopan es, pues, fruto indirecto de un asunto polémico —sea llamado pago, chantaje o soborno— cuyo alcance aún desconocemos, aunque intuimos que contribuye a ensanchar la brecha entre las expediciones tradicionales y las de marcado trasfondo publicitario comercial.

Percibimos demasiado despropósito reciente en el ámbito montañero. Parece que el espíritu del alpinismo hubiera caído en manos de una sociedad mercantilizada incapaz de comprenderlo, y que la escalada siguiera los pasos del fútbol como espectáculo.

Nueva vía venezolana y respuesta de Houlding a Madinabeitia

«Los sobrevivientes del ego», primera vía venezolana en el Tepuy Acopan. Desnivel.com (8 de mayo de 2012) publica el relato de esta apertura. Incluye las opiniones de sus autores Oliver Sevcik, Freddy Espinoza, Jorge Ferreira y Santiago Fauquie acerca del polémico pago y críticas a la contraética(1) de los norteamericanos Jeremy Collins, Pat Goodman y el venezolano José Ricardo Miranda. Este trío intentó escalar el Acopán semanas antes y dejó en cuatro largos «40 bolts, los cuales en los primeros largos no llegan ni a un metro de separación entre uno y otro».

Positiva respuesta de Leo Houlding y su equipo a Adolfo Madinabeitia, publicada por Desnivel el 15 de mayo de 2012.

Notas

(1) Término sin registro en el diccionario de la RAE. Como es lógico suponer, en este contexto significa `acción contraria al sentido de la ética´.

Comunicaciones personales (c.p.) y agradecimientos

Adolfo Madinabeitia


Delgado asciende por una cuerda fija en el tepuy Acopan. Al fondo el tepuy Upuigma.
Foto: Adolfo Madinabeitia

martes, 20 de marzo de 2012

Andes. Perú. Cordillera Blanca. Laguna Artesón baja. Aluvión. Trekking Santa Cruz-Llanganuco. Cierre y reapertura

Aviso basado en respuestas de Edson Ramírez, técnico de la oficina del Parque Nacional Huascarán (PNH) y guía de alta montaña.

Quebrada Santa Cruz, con Hatuncocha al fondo, vista desde el ascenso a Punta Unión.
Foto: Koky Castañeda 9-6-2008


Aluvión en la quebrada Santa Cruz

El pasado 8 de febrero se rompió el dique morrénico de la laguna inferior de la quebrada Artesón, tributaria de la quebrada Santa Cruz. La consecuente masa aluviónica arrasó parte de los dos valles; desde dicha laguna hasta Hatuncocha. Esta 'laguna grande' de Santa Cruz resistió el aluvión de la Artesón baja gracias a los trabajos desarrollados durante los años 60 por la oficina de Glaciología peruana, aunque la fuerza del agua desbordada produjo destrozos más abajo.

Quebrada Santa Cruz. Fondo del valle cubierto de lodo y detritos morrénicos, visto por encima de Taullipampa.
Foto: Edson Ramírez Henostroza 8-03-2012


El camino desapareció por completo en algunas partes de la zona baja del valle principal y quedó cubierto de lodo en la alta, entre Hatuncocha y Taullipampa. Como alternativa a este tramo afectado del trekking Santa Cruz-Llanganuco se habilitó un camino hasta Taullipampa, planicie donde se divisan los nevados Alpamayo, Taulliraju y Artesonraju.

El nuevo camino parte del poblado de Cashapampa para llegar al lugar de acampada de Llamacorral y después al de Taullipampa. En este aspecto no varía mucho del anterior. En cambio el reciente trayecto es empinado, resultará algo arduo y las acémilas deberán cargar menos peso del habitual.

Camino destrozado por la corriente del río en la entrada a la quebrada Santa Cruz.
Foto: Edson Ramírez Henostroza 8-3-2012


Recomendación de la oficina de Glaciología al PNH y reparación

Edson Ramírez indica que la oficina de Glaciología recomendó a la del PNH que mantuviera cerrada la quebrada por seguridad, pues los taludes podrían permanecer inestables hasta marzo debido a las frecuentes lluvias en la zona. La oficina del PNH espera que en los meses siguientes estos taludes se consoliden, a medida que se vayan secando, y hace lo posible para que el camino tradicional sea reparado a través de una inversión económica del gobierno regional.

Noticia de última hora

Artemio Caballero (arriero de Cashapampa) ha comentado al guía huaracino Hugo Sifuentes que el recorrido está reparado, con dos nuevos puentes en las zonas criticas. Asegura que la ruta estará habilitada para recorrerla sin problemas esta temporada.

Comunicaciones personales (c.p.) y agradecimientos

Guías de alta montaña: Edson Ramírez (PNH), Carlos Ames, Magno Camones, Koky Castañeda y Hugo Sifuentes

sábado, 10 de marzo de 2012

Andes. Argentina. Patagonia. Aguja Mermoz. Vía Jardines japoneses. Colin Haley, Jens Holsten, Mikey Schaefer. Cerro Fitz Roy. Pilar Norte. Vía Crux del sur. Luciano Fiorenza, Sacha Gal. Aguja Innominata. Variante Tiempo para la playa. Mikey Schaefer, Kate Rutherford

Macizos de los cerros Torre (izquierda) y Chaltén.
Foto: Sevi Bohórquez


Otras nuevas vías y variantes en Patagonia

Nueva vía de los estadounidenses Colin Haley, Jens Holsten y Mikey Schaefer en la cara este de la Aguja Mermoz: Jardines japoneses (650 m, 5.10, A1, AI4, M5); en 26 horas desde la Laguna de los Tres. Desnivel.com - Lunes, 10 de Enero de 2011 y Pataclimb

Nueva vía de Luciano Fiorenza y Sacha Gal —Crux del sur (900 m, 6c, 60º)— en el Pilar Norte del Fitz Roy.

Nueva variante de Mikey Schaefer y Kate Rutherford —Tiempo para la playa (450 m, 5.10, A1)— en la cara norte de la Aguja Innominata. Desnivel.com - Viernes, 9 de Marzo de 2012 y Pataclimb

Nueva vía —Destreza criolla (500 m, 6b+)— de los andinistas argentinos Luciano Fiorenza, Jonathan Jorzuk y Diego Simari en la cara noroeste de la Aguja de la Silla 2938 m. Desnivel.com, viernes, 16 de Marzo de 2012 y Pataclimb.com

miércoles, 7 de marzo de 2012

Andes. Perú. Huaraz. Cordillera Blanca. Cultura. Cine documental. Revista Peripheria. Proyecto Peregrina. Carlo Brescia. Entrevista


Revista Peripheria, nº 8 2007
Imagen: Carlo Brescia

Entrevista a Carlo Brescia en Andes Info Plus

Peripheria era una revista cultural que además de circular por la capital del andinismo peruano, Huaraz, se encontraba en los lugares más insospechados del país. Sus variados contenidos aún entretienen y revelan detalles cotidianos inadvertidos a muchos investigadores, andinistas, viajeros, turistas y lugareños. Cualquier lector consciente de la coyuntura del Perú entre 2005 y 2008 podía percibir el gran esfuerzo del editor, Carlo Brescia, productor, director y guionista de documentales sobre el mundo andino, entrevistado hoy por andesinfoplus.

miércoles, 29 de febrero de 2012

Himalaya. Tibet. Nyaiqentanglha Oriental. Yi'ong Tsangpo. Glaciar Jiangpu. Exploraciones. Montañas vírgenes. Expedición Otoño 2011. Tamotsu Nakamura. Tsuyoshi Nagai. Tadao Shintani.

Garganta del Yi'ong Tsanpo.
Foto: Tamotsu Nakamura


Expedición Otoño 2011 al Tíbet oriental
執念の易貢蔵布

El blog andesinfoplus publica en cuatro partes el informe de la expedición Otoño 2011 al Tíbet Oriental por Tamotsu Nakamura.

El famoso explorador japonés, con sus compañeros Tsuyoshi Nagai, Tadao Shintani y una caravana de caballos y arrieros, superaron tanto las dificultades burocráticas como las de la jungla tibetana entre Wopu y el glaciar Jianpu. Por un valle ramal de la parte baja del Yi'ong Tsangpo llegaron a un mirador natural a 3240 m, desde el que divisaron este glaciar y los picos que lo rodean.

Tenían entre otros objetivos explorar la cuenca baja del río Yi'ong, desde su lago hasta Rega, y dar a conocer los picos y glaciares de la región.

Los últimos informes de Nakamura, publicados en anuarios de prestigio como Himalayan Journal, y seguidos por algunos de los más cualificados alpinistas del mundo —el británico Mick Fowler, las jóvenes chinas Yan Dongdong y Zou Peng o los rusos Valery Shamalo, Vladimir Molodozhen, Denis Sushko, Andrey Muryshev y Eugeniy Korol—, muestran regiones de montañas vírgenes donde satisfacer la necesidad de exploraciones, aventuras, y extraordinarias escaladas con limpio estilo ligero.

Comunicación personal (c.p.) y agradecimientos

Tamotsu Nakamura

viernes, 24 de febrero de 2012

Andes. Argentina. Patagonia. Aguja Poincenot. Vía Russo. Cerro Torre. Vía del compresor de Maestri. Repetición de Dashkevich y Davy con el estilo de Kennedy y Kruk.

Aguja Poincenot (3002 m) en el centro.
Foto Sevi Bohórquez


Nueva vía rusa en la Aguja Poincenot e intento de repetición de la vía del compresor de Maestri en el Cerro Torre

Los alpinistas rusos Sergey Dashkevich, Mikhail Davy, Eugeniy Dmitrienko y Arakadiy Seregin abrieron en la cara sureste de la Aguja Poincenot una vía-variante (nombrada Vía Russo), con estilo cápsula, hasta desembocar en el Espolón de los Italianos para seguir los 850 m restantes de arista hasta la cumbre.

Dashkevich y Davy intentan la Vía del compresor de Maestri en el Cerro Torre con el estilo de Kennedy y Kruk. El 27 de febrero regresaron a El Chaltén sin conseguirlo y en desacuerdo con la discutida extracción de los buriles de Maestri por la cordada norteamericana.

jueves, 23 de febrero de 2012

Andes. Exploración. Documentación. Triple par de problemas. Parte III

Relacionado con Muestra de mis equivocaciones, consideremos pertinente recordar la siguiente sucesión de erratas enmendadas cuando debamos atribuir una primera ascensión.

El Oro del Inca del Huandoy Sur

The American Alpine Journal (AAJ) 1996, páginas 215 y 216, registró una nueva ruta (Oro del Inca) de Pavle Kozjek (RIP) en la cara noreste del Huandoy Sur. Fue una creencia errónea repetida en AAJ 2002, página 301, divulgada después por guías y revistas especializadas.

Nevado Huandoy Sur (6170 m), cara sur (izquierda), delante de las cimas Oeste, Norte y Este, vistas desde el Chopicalqui.
Foto Sevi Bohórquez 2006


Hacía tiempo que el guía francés Yves Astier y el alpinista canadiense Albi Sole me mandaron detalles de sus escaladas andinas de 1979. Incluían posibles primeras ascensiones en la misma cara noreste de aquel nevado de la Cordillera Blanca. Gracias a esos datos supe que Kozjek había repetido, con una ligera variante, la vía de Sole.

Al cabo del tiempo, vi en un refugio de montaña una foto que Mari Ábrego tomó mientras escalaba la cara noreste del Huandoy Sur en mayo de 1980. Localicé luego una escueta nota con la línea de su ascenso en la revista Gure Mendiak. El alpinista vasco me dijo que creía haber repetido una vía de Francis Tomas, aunque no estaba seguro de que la hubiera abierto este pirineista francés.

Indagué sobre esto último, sin encontrar nada. Corregí entonces en AAJ 2003, página 306, la nota de Kozjek:

La supuesta nueva ruta que Pavle Kozjek escaló en agosto de 1995, y que él llamó «Oro del Inca» (véase AAJ 2002 p. 300 y 1996, p. 215), ya había sido ascendida sin cuerda por Albi Sole y Greg Spohr, en junio de 1979, y repetida por Mari Ábrego, Javier Muru y Gerardo Plaza en mayo de 1980. Ese recorrido del alpinista esloveno únicamente tiene una variante que esquiva la horizontal barrera rocosa inicial por el lado derecho, para unirse entonces a la ruta canadiense de 1979. Por lo tanto, el párrafo final de la nota de Kozjek, «my fith new route on big walls of the Cordillera Blanca», en la página 301, también está equivocado. Asimismo, es importante aclarar que la ruta descendida por Kozjek (señalada en AAJ 1996, p. 216) no es la que ascendió Yves Astier. El verdadero ascenso del guía francés va paralelo al canadiense y directo a la ice flute situada justo a la izquierda de la cima, que alcanza poco después por la arista oeste.

Huandoy Sur (6170 m), cara NE.
Foto Sevi Bohórquez 1999


Kozjek me escribió en noviembre de 2003:

Espero que te vaya bien con tu libro de escaladas, y puedas utilizar las fotos que te mandé en octubre.
Hace unos días recibí un nuevo AAJ y, por supuesto, comprobé las novedades en los Andes. He visto la corrección de Oro del Inca en el Huandoy Sur. Para mí es información nueva: no pude encontrar ningún dato sobre otras rutas o alpinistas, salvo Astier, en la cara antes de mi ascenso. ¿Podrías por favor mandarme más detalles (y si es posible, fotos) sobre las escaladas que has mencionado? Espero que esto ayude a explicar la historia de la escalada en esta cara.
También me gustaría pedirte una foto de la cara norte del Chacraraju (con las rutas) y de la oriental del Chopicalqui, si hubiera rutas en esta enorme cara, que creo que está todavía inescalada.[Véase nota 1]
Espero que no sea demasiado. Gracias, y saludos cordiales.

El recordado alpinista esloveno respondió como otros acostumbrados a leer las habituales correcciones que publica el famoso anuario norteamericano. No dio tanta importancia a su equivocación como al hecho de haber disfrutado de la sensación de escalar terreno virgen.

Aclaré en mi guía (impresa en 2004) lo mismo que en AAJ 2003, sin sospechar que me equivocaba. Correspondía atribuir a otros, en vez a los canadienses Sole y Spohr, el mérito de aquella primera ascensión. Lo descubrí después, cuando el Servei General d'Informació de Muntanya (SGIM) de Sabadell, que estaba al tanto de mis búsquedas, me mandó un brevísimo manuscrito con la línea de la ascensión de Tomas y sus compañeros.

Tuve que corregir de nuevo el error en AJ 2008, página 331, y en AAJ 2007, página 215:
La ruta recorrida por los canadienses A. Sole y G. Spohr, en junio de 1979, repetida por los españoles M. Ábrego, J. Muru y G. Plaza, en mayo de 1980, y por el esloveno P. Kozjek en agosto de 1995 (véase por favor AAJ 2003, p. 306, 2002 p. 300 y 1996, p. 215-216), fue escalada en 1978 por la expedición francesa de F. Tomas, D. Julien, R. Mizrahi, R. Müsnch, G. Vionnet-Fuasset y H. Lüdi.

Huandoy Sur (6170 m), cara NE.
1 vía de Y. Astier
2 vía del Grupo Pirineista Francés repetida por A. Sole y G. Spohr
3 variante de P. Kozjek
Foto Sevi Bohórquez 1988.


Justificación de las equivocaciones

El desarrollo actual de los medios facilita la comunicación o el acceso a los datos, es cierto, aunque sus posibilidades —con el aumento de la tasa de practicantes del andinismo— incrementan a su vez el triple par de problemas. Por esta razón es fácil equivocarse al suponer que abrimos una vía o que alcanzamos una cima virgen.

¿Carecen tales equivocaciones de importancia? Sí, cuando sólo atañe a la satisfacción de la aventura vivida. No, cuando se trata de adjudicar méritos.

¿Acaso valoran poco el rigor los editores, los redactores de noticias o los productores de guías? A nadie le gusta errar, todos intentamos en la medida de nuestras posibilidades la mayor exactitud posible.

En cuanto al andinista de acción, pretender que dedique parte de su vida a «descifrar» quién le precedió, con lo enmarañada que está la historia del andinismo, es demasiado pedir.

Notas

(1) La única vía entonces en la cara E del Chopicalqui (6354 m) fue abierta por B. Johnson y F. Pohmajevich en junio de 1988. Johnson informó sobre esta escalada en 2003, por esto, entre esas fechas, se creía que la cara oriental del Chopicalqui permanecía inescalada.

Fuentes consultadas

Constan a lo largo del texto

Comunicaciones personales (c.p.) y agradecimientos

Albi Sole, Jose María Ábrego, Pavle Kozjek, Servei General d'Informació de Muntanya(SGIM) de Sabadell, Yves Astier

miércoles, 22 de febrero de 2012

Andes. Exploración. Documentación. Triple par de problemas. Parte II

Dos guías sobre la Cordillera Blanca

Tuve dos motivos principales para publicar dos guías (véase notas 1 y 2) sobre la Cordillera Blanca.

Primero: muchos alpinistas hispanohablantes se quejaban de que toda la información interesante estaba publicada en inglés, alemán y otros idiomas.

Segundo: a medida que analizaba datos sobre primeras ascensiones andinas detectaba errores u omisiones, tanto en lo publicado como en mis conjeturas influenciadas por suposiciones colectivas.


Muestras de mis equivocaciones

En 1983 escalé el canal central de la cara suroeste del Alpamayo, convencido de que seguía la vía de la expedición de Ferrari o Espedizione Busnelli Alpamayo 1975. Así lo publiqué en la guía La Cordillera Blanca de los Andes del Perú... Años más tarde supe que esta vía italiana está dos canales más a la derecha.

Cerro de Parón 5325 m. Cara SE (izquierda), cara E (centro) y arista NE a la derecha.
Foto Sevi Bohórquez


También pensé que el Cerro Parón (La Esfinge, 5325 m) era virgen, hasta que en 1985 lo escalé por su cara oriental y hallé un hito en la cumbre. Gracias a pesquisas, petición de favores y al conocimiento del terreno, averigüé después que otras dos cordadas habían ascendido por la fácil arista noreste en 1955 y 1973.

Dichas equivocaciones están corregidas en la guía Cordillera Blanca. Escaladas. Parte Norte. En su Fe de erratas hay, como es obvio, otras que descubrí después.

Consideremos pertinente ahora elegir una muestra de estas erratas corregida varias veces. Ayudará a dudar antes de atribuir primeras ascensiones.

Notas

(1) GÓMEZ BOHÓRQUEZ, A. et. al. La Cordillera Blanca de los Andes del Perú. Selección de excursiones, ascensiones y escaladas. Madrid: Desnivel, 1998. Edición agotada Fe de erratas

(2) GÓMEZ BOHÓRQUEZ, A. Cordillera Blanca, Escaladas, Parte Norte. Murcia: Andes Info, [2004]. Fe de erratas